pastillas abortivas


Hechos sobre las pastillas para abortar

La interrupción del embarazo por medio de agentes farmacológicos se denomina aborto químico.


Para este procedimiento se utilizan las llamadas pastillas para abortar que tienen la finalidad de ayudar en la expulsión del contenido del útero hasta vaciarse en su totalidad.
El aborto por medio de pastillas para abortar debe ser menor a las 9 semanas de gestación, o 63 días después del último periodo. Aunque se pueden utilizar en gestaciones más avanzadas, tienen una mayor efectividad en embarazos tempranos.
Las pastillas para abortar tienen un bajo riesgo de complicaciones siempre y cuando se utilicen bajo manos profesionales. El tratamiento no requiere anestesia ni la intervención quirúrgica para limpiar totalmente el útero.
Cuando se usan correctamente, las pastillas para abortar pueden ser aliadas en situaciones médicas de riesgo para la salud de la mujer. Son auxiliares en el tratamiento del aborto espontáneo, ayudan a prevenir intervenciones quirúrgicas como el legrado uterino y previenen infecciones o trastornos como el síndrome Asherman.
Las pastillas para abortar son uno de los métodos para abortar más seguros que existen, tienen una efectividad mayor al 95% y no ponen en riesgo la futura fertilidad de la paciente.
Si está pensando en abortar no se auto-medique, consúltenos, aclaramos todas sus dudas.

Live Chat